El que nos conoce sabe que nos gusta mucho la cerveza artesana, cada semana traemos una marca diferente e incluso a veces organizamos catas para dar la oportunidad, a la gente que no conoce este mundo, de que pueda iniciarse o aprender un poco más.

La cerveza artesana no tiene nada que ver con la comercial, se produce en pequeñas fábricas lo que permite un control y un seguimiento mucho mas exhaustivo de la materia prima, lo que se traduce en una calidad de producto más alta. Los sabores son mucho más potentes, ya que la mayoría de las cervezas no se filtran ni se someten a tratamientos de conservación que le restan propiedades. También nos permite probar una gran variedad de estilos, escapando un poco de las pilsner y lager a las que tan acostumbrados estamos, ya que los cerveceros artesanos suelen producir de media unos 4 o 5 estilos diferentes por marca.

Además hay que añadir que en Cantabria tenemos al rededor de 10 marcas de cerveza artesana, por lo que al consumir este tipo de cerveza en vez de una Heineken, por ejemplo, estamos apoyando a empresas de la región.

¿Qué más motivos necesitas? ¡El próximo día pídete una artesana en La buhardilla!